En memoria de

Don Alfonso Carbonell

Chile, agosto 2020

Enciende una vela o envía tu mensaje de condolencia
1 0
 

Don Alfonso Carbonell

Don Alfonso Carbonell, el empresario salvadoreño que en 1980 llega a Chile reconociendo mil posibilidades que no fácilmente se reconocían en este país en esa época. Maravillado con los parajes que el territorio nacional brinda y con su gran visión de negocio, se adentra a la creación de parques cementerios.

Su ética de trabajo, marcó la pauta desde los inicios, estando siempre presente en cada uno de los proyectos fundados, dejando impresa su huella con humildad, carisma y preocupación por cada persona con la que compartía y entregando siempre lo mejor de sí mismo.

Sus proyectos no solo fueron una apuesta de confianza para nuestro país y su economía difícil por esa época, sino sobre todo fue una fuente de ingresos que en estos años recorridos supera más de mil familias que han encontrado en ella, su sustento y superación.

40 años después, aquella visión es ahora una gran cadena de parques cementerios en chile, cuyo fruto es un legado claro de esfuerzo, dedicación y vocación por la creación de nuevos empleos para los chilenos que han colaborado en cada una de las empresas.

Parque Jardín Las Flores fue el primer parque cementerio fundado en septiembre del año 1981, ubicado en Escrivá de Balaguer, Rancagua y este da paso a la expansión a través de todo el territorio nacional con más de una docena de empresas desde Melipilla hasta Villarrica, en donde Don Alfonso se encargó de dejar vestigio en cada uno de los parques, potenciando los paisajes con los que cuenta cada zona.

A lo largo de los años, estas empresas logran mostrar el prestigio y la imagen que Don Alfonso quería presentar, siendo empresas con cimientos firmes para seguir expandiendo y entregando servicios integrales a la comunidad de cada zona.

La semilla que plantó Don Alfonso, deja un legado en el corazón de Chile y ahora solo podemos decirle: ¡Gracias! Gracias por haber visto lo que no se veía, por haber creído donde muchos no creyeron y por enseñarnos a trabajar con valentía y dedicación que serán legados que siempre transmitiremos a nuestras próximas generaciones. No solo El Salvador ha perdido un hijo, nosotros en Chile perdimos también un padre.

Testimonios de colaboradores en Chile

En el año 1980 cuando llegó Don Alfonso a chile nos conocimos, me acogió como un integrante más de su familia, muy buen jefe, preocupado, cariñoso, siendo como un padre para mí, tengo un dolor enorme en mi corazón por su partida, en el quedan los mejores recuerdos vividos en todos los viajes realizados dentro de todo el país, mis condolencias a la familia Carbonell.
Luis Herrera P. 

Agradezco a la vida, a Dios y a este trabajo que me dio la oportunidad de conocer y admirar a un gran empresario y mejor ser humano Don Alfonso Carbonell Carbia. Yo lo recuerdo como una persona alegre, optimista, humanitario y sobre todo que siempre nos alentaba, motivaba y orientaba para sacar, potenciar y desarrollar todas nuestras habilidades, tanto en lo profesional como en lo humano, lo que permitió formar un gran equipo de trabajo, Don Alfonso siempre estará entre mis mejores recuerdos. Dios bendiga a su familia y les de la paz que necesitan.
Nelly Orellana D.  

Hace 30 año tuve el privilegio de conocer a Don Alfonso Carbonell y trabajar en el primer parque cementerio en chile, no hay palabras que consuelen el dolor de la partida de tan amado ser humano, solo decir, que nos deja un hombre maravilloso en esencia y que estaré siempre agradecida por lo que él hizo en mi vida personal y profesional, dándome la oportunidad de crecer, a nombre del equipo de ventas quienes lo conocieron le enviamos a la familia nuestras condolencias y bendiciones.
Elizabeth Gómez G.

Estimada Familia Carbonell, a través de estas palabras quisiera transmitir mis más sinceras condolencias por la partida de Don Alfonso, quien fue un gran líder y una gran persona, siempre dispuesto ayudar y aconsejar y hacernos sentir parte importante de la empresa con sus palabras y su respaldo, a la familia se le envía bendiciones.
Gabriel Mora

A un gran Ser humano, generoso y cercano, gracias Don Alfonso por confiar en quienes tuvimos el privilegio de trabajar junto a Ud., por las enseñanzas que jamás se olvidarán, estaré profundamente agradecida por hacer posible el sueño de mi hijo, quien ya convertido en médico le agradece y honra su memoria día a día en la atención de sus enfermos y ayudando a quienes lo necesitan. Gracias y hasta siempre mi Querido Don Alfonso.
Angeline Ascencio A.

Don Alfonso Carbonell, un hombre lleno de mucha energía hasta los últimos días de su vida, persona noble, de gran corazón, con una trayectoria digna de recordar y seguir cuidando su obra realizada en la cadena de parques cementerios en nuestro país, entre muchas otras empresas que formo a lo largo de su vida. Querida familia Carbonell, desde chile los acompañamos y enviamos nuestras más sinceras condolencias a cada uno de todos ustedes, hijos, nietos y amigos.
Felisa Riquelme E. Gerente Zonal VI.

Mensajes de luz

Berta Mendoza de Brass

Encienda una Vela como símbolo de solidaridad y para acompañar a la familia en estos momentos difíciles.

Envíe un mensaje de condolencias que será entregado a la familia en el Álbum de Memorias.

Selecciona el mensaje que quieres enviar


Siento mucho tu pérdida y deseo para ti consuelo, fortaleza y amor, en este momento tan triste. ¡Mi más sentido pésame, descanse en paz!
Es difícil encontrar las palabras adecuadas en un momento como este. Deseo que los días venideros encuentres la paz, el consuelo y todo el amor que necesitas para afrontar esta pérdida.
A pesar de la distancia, todo mi cariño te acompaña en este momento tan difícil. Deseo fortaleza para ti y para tu familia. ¡No dudes de mi apoyo incondicional!
No me atrevería a decir que entiendo tu dolor, pero sí puedes contar con mi apoyo y fortaleza en estos duros momentos. ¡Recibe mi más profundo pésame por tu pérdida!
Sé lo difícil que es perder a un ser querido y aunque no hay forma de evitar la tristeza y la pena, ten la certeza que él ya está en el paraíso junto a Dios; pues cuando perdemos a un ser querido aquí en la tierra, ganamos un ángel en el cielo.
En este doloroso y difícil momento, mis más sinceras condolencias para ti. ¡Dios es tu roca, refugio, consuelo y apoyo!.
Te acompaño en tu dolor y elevo mis oraciones para que encuentres pronto consuelo. ¡La muerte se ha llevado su cuerpo, pero su espíritu siempre estará con nosotros, por siempre en nuestros corazones!.
Ruego a Dios que te abrace con su paz, te cubra con su amor y puedas sentir su presencia en estos momentos difíciles. Recibe mis más sentidas y sinceras condolencias por tu pérdida.