En memoria de

Edgar Zacarías Bendeck

San Salvador, 7 de septiembre de 2020.

Enciende una vela o envía tu mensaje de condolencia
2 1
 

“El que habita al abrigo del Altísimo, morará bajo la sombra del Omnipotente, diré yo al Señor: esperanza mía, y castillo mío; mi Dios, en quien confiaré”. Salmo 91:1-2

A todos nuestros familiares y amigos, agradecemos cada mensaje de consuelo, cada gesto de comprensión, cada muestra de cariño, por la partida al Cielo el pasado 4 septiembre, de nuestro querido e inolvidable

Edgar Zacarías Bendeck
(Q.D.D.G.)

Rogamos elevar una plegaria al Todopoderoso por el eterno descanso de su alma.

Eternamente agradecidos:
Zulma Bolaños Vda. de Zacarías y familia
Schucry Zacarías y familia
Lolita Bendeck e hija
Violeta Zacarías Vda. de Simón y familia
Margoth Zacarías Vda. de Saca y familia
Familias Zacarías y Bendeck

 

Mensajes de luz

Fernando A. Solorzano
Guillermo Menendez Chavarría
Ruego a Dios que te abrace con su paz, te cubra con su amor y puedas sentir su presencia en estos momentos difíciles. Recibe mis más sentidas y sinceras condolencias por tu pérdida.
Anita Bendeck Matz

Encienda una Vela como símbolo de solidaridad y para acompañar a la familia en estos momentos difíciles.

Envíe un mensaje de condolencias que será entregado a la familia en el Álbum de Memorias.

Selecciona el mensaje que quieres enviar


Siento mucho tu pérdida y deseo para ti consuelo, fortaleza y amor, en este momento tan triste. ¡Mi más sentido pésame, descanse en paz!
Es difícil encontrar las palabras adecuadas en un momento como este. Deseo que los días venideros encuentres la paz, el consuelo y todo el amor que necesitas para afrontar esta pérdida.
A pesar de la distancia, todo mi cariño te acompaña en este momento tan difícil. Deseo fortaleza para ti y para tu familia. ¡No dudes de mi apoyo incondicional!
No me atrevería a decir que entiendo tu dolor, pero sí puedes contar con mi apoyo y fortaleza en estos duros momentos. ¡Recibe mi más profundo pésame por tu pérdida!
Sé lo difícil que es perder a un ser querido y aunque no hay forma de evitar la tristeza y la pena, ten la certeza que él ya está en el paraíso junto a Dios; pues cuando perdemos a un ser querido aquí en la tierra, ganamos un ángel en el cielo.
En este doloroso y difícil momento, mis más sinceras condolencias para ti. ¡Dios es tu roca, refugio, consuelo y apoyo!.
Te acompaño en tu dolor y elevo mis oraciones para que encuentres pronto consuelo. ¡La muerte se ha llevado su cuerpo, pero su espíritu siempre estará con nosotros, por siempre en nuestros corazones!.
Ruego a Dios que te abrace con su paz, te cubra con su amor y puedas sentir su presencia en estos momentos difíciles. Recibe mis más sentidas y sinceras condolencias por tu pérdida.